Sobre Griegos y Romanos


Impresiones, críticas y recensiones de novelas históricas, documentales y películas sobre las antiguas Grecia y Roma

Pedro Gálvez, La Emperatriz de Roma

Difícil se lo puso Pedro Gálvez al escribir novelas históricas sobre la dinastía de los Julio-Claudios, pues, por un lado, tiene que competir con las ya clásicas Yo, Claudio y Claudio el dios y su esposa Mesalina, de Robert Graves, y por otro, tiene que mostrar originalidad sobre un tema manido y sobre unos personajes bastante conocidos.

No obstante, él lo va a hacer en su trilogía entorno a Agripina, Nerón y Séneca, con los títulos La Emperatriz de Roma, Nerón, Diario de un Emperador y El Maestro del Emperador. Por ahora, sólo voy a hablar de la primera.

La sinopsis y resumen que la propia editorial ofrece sobre La Emperatriz de Roma dice lo siguiente:

"La apasionante historia de Agripina, madre de Nerón, y las luchas de poder y conspiraciones que la llevaron hasta la muerte. Enérgica, ambiciosa, intrigante: la vida y obra de Agripina, madre de Nerón, dueña del Imperio. Agripina la Menor, hija de Agripina la Mayor, es una figura central de la historia romana: hermana de Calígula, contra quien conspiró; esposa, en terceras nupcias, del emperador Claudio; madre de Nerón, a quien situó en el trono, tuvo una vida novelesca, marcada por las turbulencias de una corte dominada por la insania y la sucesión de intrigas, de las que ella casi siempre formó parte. En esta obra, con la maestría que le caracteriza, Pedro Gálvez da cuenta de la vida de una mujer que no se resignó a tener un papel secundario y, con inteligencia y tesón, se convirtió en la figura femenina más fascinante de una época que Trajano consideró la más gloriosa del principado".

La novela está bien escrita, mantiene la intriga y la emoción en todo momento, a pesar de que uno pueda conocer a los personajes y su final. También sugiere ideas atrevidas, como que Nerón, nacido Lucio Domicio Ahenobarbo, era hijo de Lucio Aneo Séneca, de ahí que recibiera el nombre de Lucio, poco frecuente en la familia Julio-Claudia, al menos en dicho período. Creo que también se excede en dar tanto peso político, central, manipulador y esencial a la figura de Agripina, quizás como herencia del papel que Graves le confirió a Livia en su saga.
Desde un punto de vista pedagógico, puede resultar duro y difícil encomendar su lectura a los alumnos de secundaria por las explícitas descripciones de encuentros sexuales entre personajes de la novela, incluida la propia Agripina, con las que se explaya el autor.

Sobre Pedro Gálvez, http://www.malagahoy.es/ nos cuenta: "Gálvez nació en Málaga en 1940 y se crió en la Cárcel de Mujeres de Madrid y en una aldea de Castilla la Vieja. Ha estudiado Antropología en la Universidad de Caracas, Economía en la Escuela Superior de Economía de Berlín y Periodismo, Sociología y Politología en la Universidad de Múnich. De Venezuela tuvo que huir por su participación en el movimiento guerrillero, y de la desaparecida Alemania Oriental por su oposición a la invasión de Checoslovaquia. Hijo de matemático represaliado en el franquismo y nieto de poeta bohemia en el Madrid de principios del siglo pasado, el autor de esta trilogía es ahora un escritor renacido".

0 comentarios: