Sobre Griegos y Romanos


Impresiones, críticas y recensiones de novelas históricas, documentales y películas sobre las antiguas Grecia y Roma

Gillian Bradshaw, Ciudadano del Imperio

Una de las figuras más importantes de las últimas décadas dentro del panorama de la novela histórica es Gillian Bradshaw, norteamericana nacida en Falls Church, pero afincada desde hace ya unos años en Gran Bretaña. Su maestría en el manejo y conocimiento de los hechos históricos y de las fuentes histórica y literarias de donde se obtiene la información y el contexto va acompañada de un profundo saber sobre las costumbres, usos, creecias, tecnología y sociedad greco-romana; además, en la creación de las tramas de sus personajes se muestra hábil, sabiendo mantener hasta el final la intriga de los hechos y el devenir de la narración.

Conocidas son obras suyas como El Faro de Alejandría, La púrpura imperial, El contador de Arena, El heredero de Cleopatra y Teodora, emperatriz de Bizancio.

La novela que vamos a comentar hoy es Ciudadano del Imperio (Render unto Caesar), editada en 2003 en inglés, y en 2006 en castellano en la colección Zeta Histórica (http://www.zetabolsillo.com/).

La sinopsis de la novela es la siguiente, según reza en la contraportada: "Hermógenes, un comerciante romano de Alejandría, se dirige a la capital del Imperio para cobrar una deuda familiar. El deudor es Tario Rufo, un rico e influyente cónsul romano que no sólo se negará a devolverle el dinero, sino que intentará asesinarlo. Hermógenes sobrevivirá gracias a la intervención desinteresada de una ex gladiadora de origen cántabro. El alejandrino, a pesar de las amenazas de Rufo y de su círculo de amistades, no cesará en el empeño de ver saldada la deuda que provocó la ruina de su familia. En tan quimérica misión, Hermógenes recorrerá las calles de Roma, conocerá a gente de todos los estratos sociales y lidiará con toda clase de dificultades en una ciudad en que las luchas por el poder están a la orden del día. Una visión de la discriminación que padecían los ciudadanos romanos de los confines más alejados del Imperio".
Al margen de lo entretenida de la narración y de las peripecias del personaje, para el lector que se introduce en el mundo clásico debe resultar muy interesante la descripción del ambiente de corrupción política en los albores del imperio en las altas capas de las magistraturas romanas; igualmente resulta valiosa la descripción de detalles de la vida cotidiana y de la sociedad romana de la época: la mezcla de razas en una Roma cosmopolita, la relación entre amos y esclavos, los bajos mundos de Roma en la Subura y otros barrios, la vida en las insulae, etc. El aprovechamiento didáctico de la novela es bastante alto. Quizás se pueda reprochar que, como en otras novelas de Bradshaw, hay un happy ending y una relación amorosa feliz que puede dar un toque "cursi" al relato. No obstante, a pesar de ello, la novela es altamente recomendable.

En http://www.lecturalia.com/autor/374/gillian-bradshaw podemos leer sobre la autora: "Escritora estadounidense nacida en Falls Church, Virginia, el 14 de mayo de 1956. Cursó estudios en la Universidad de Michigan, en donde obtuvo por dos veces premios por sus trabajos sobre la Grecia Clásica. Sus novelas se encuadran dentro de los géneros de la ficción histórica, la fantasía histórica, la ciencia ficción, la literatura juvenil e infantil y ficciones contemporáneas con gran componente científico. Sus novelas históricas no fantásticas están situadas tanto en la Antigüedad Clásica (Egipto y Grecia) como en períodos posteriores como el Imperio Bizantino o la Gran Bretaña romana. Las novelas de Bradshaw han sido publicadas, además de en inglés, en checo, danés, francés, alemán y español. Ha sido aclamada por la crítica debido a la gran verosimilitud tanto de sus obras históricas como de las que incorporan elementos científicos".
Podéis visitar la web de la autora en http://www.gbradshaw.net/.

0 comentarios: