Sobre Griegos y Romanos


Impresiones, críticas y recensiones de novelas históricas, documentales y películas sobre las antiguas Grecia y Roma

Rosemary Sutcliff, Aquila el último romano

Acabamos de leer esta novela de recreación histórica la británica Rosemary Sutcliff cuya historia es un tanto paradójica.   Con el título original de The Lantern Bearers ("Los protectores del faro") fue editada en 1959 como la tercera entrega de una trilogía sobre una familia de romanos instalados en Britania, los Aquila, cada una de las cuales se sitúa en un siglo diferente.  En 1981, dentro de la colección Gran Angular, la editorial SM publicó esta entrega con el título de Aquila el último romano, alcanzando la tercera edición en 1985.  Que sepamos, actualmente el libro está descatalogado y ya hace más de diez años de la última edición.
Por otro lado, no ha sido hasta 2008 que se publicó en España el primer volumen, El águila de la novena legión, (de 1954 y cuyo título en inglés es The eagle on the Ninth y que va a ponerse de moda pronto por el inminente estreno de su versión cinematográfica).  Para información sobre esta primera entrega de la trilogía y sobre la autora, pincha en este enlace.
Rosemary Sutcliff dedicó toda su vida a la escritura de novelas juveniles y novelas históricas centradas casi siempre en las islas Británicas, en ocasiones combinando ambas facetas en una misma obra, como es el caso.
Centrándonos en Aquila el último romano, nos encontramos en un período de crisis del Imperio Romano, cuando sus ejércitos, por orden de Aecio, abandonan definitivamente la isla, lo que supone la pérdida de Britania como provincia romana, pero, sobre todo y en ello se centra la autora, en el abandono de sus habitantes ante las amenazas de sajones, jutos y escoceses.
En este escenario Aquila, soldado romano, decide desertar de las tropas romanas, lo que se realiza metafóricamente con el encendido del último faro romano (de ahí el título original de la obra) en Rutupiae cuando las legiones romanas embarcan rumbo a la Galia.  Aquila regresa a su casa y será víctima de una razzia sajona en la que perderán la vida su padre, sus amigos  sus esclavos, al tiempo que su hermana será raptada por los sajones; él, abandonado en el bosque, será capturado por invasores jutos y permanecerá tres años como esclavo en Jutlandia.  Cuando los jutos regresan a Britania en busca de mejor suerte, llevan a Aquila como esclavo de regreso a la isla y se reencontrará con su hermana Flavia, casada con un jefe sajón y madre de un mestizo.  Con su ayuda, Aquila escapa y se dirigirá a Cymru, el interior de la isla, para unirse al caudillo Ambrosius, que aglutina bajo su mando a britanos romanos y britanos celtas.  Aquila, tras determinadas peripecias, se casará con una mujer celta y también tentrá un hijo mestizo, Flavian.  A partir de ahí, la novela se centra en la defensa de los britanos contra los invasores y la constatación de que la isla ya es una amalgama de gentes y pueblos sin vuelta de hoja y, aunque los britanos repelerán en ese momento a los sajones y jutos, son conscientes de que a no mucho tardar su regreso y su victoria será inevitable, por lo que se recordará el último encendido del faro como el fnal de una época, del mismo modo que tras el día viene la noche y al revés.
La sinopsis del libro es más escueta: "Aquila, un joven oficial, decide en el último momento permanecer en Britania, su verdadera patria, abandonando las legiones que retornaban denifitivamente a Roma.  En esta crónica, repleta de emocionantes aventuras, se relatan las andanzas de Aquila al unirse al caudillo romano-británico Ambrosius, y las luchas que sostienen ambos contra el traidor Vortigern y sus aliados invasores: los sajones".
La novela es de fácil lectura, con buen ritmo; se mantiene la emoción constantemente y no hay intervenciones de la autora para especificar aspectos de la vida cotidiana antigua ni intervenciones de erudición forzadas como ocurre en otras novelas. Destaca el lirismo de la narración con una gran preocupación y pasión de la autora por narrar aspectos de la naturaleza, provocando los sentidos del lector; así, son constantes las referencias a los colores, los olores, los animales, el clima, los cantos de las aves, el sonido del viento, etc.
Es una buena novela juvenil, pero su uso didáctico para asignaturas como Cultura Clásica o Latín es menor que en el caso de El águila de la novena legión, ya que allí la acción se sitúa en el siglo II d. C. y no en el IV-V d. C., donde los romanos en sí no aparecen.  Un problema didáctico también puede ser el hecho de que se sitúa en Britania, una provincia alejada del imperio y no muy importante, y en un período del que los alumnos no británicos no suelen tener conocimiento histórico ni geográfico que pueda servir de referentes.
Con todo es una buena obra para disfrutar, donde la recreación histórica resulta muy verosímil y entretenida.

0 comentarios: