Sobre Griegos y Romanos


Impresiones, críticas y recensiones de novelas históricas, documentales y películas sobre las antiguas Grecia y Roma

Julio Murillo Llerda, El Agua y la Tierra

Nuestra última lectura ha sido El agua y la tierraMaratón, Termópilas, Salamina y Platea, de Julio Murillo Llerda.  Tomamos la lectura con cierta precaución, ya que su autor no es un especialista en el mundo clásico, pero el resultado hay que calificarlo de positivo.  Es una buena novela histórica, sin temor a equivocarnos, una novele histórica imprescindible para acercarse a este apasionante período del inicio del siglo V a. C.
La originalidad mayor de la obra reside en el punto de vista del narrador: Esquilo, cercano a su muerte, decide escribir sus memorias, vinculadas a la persona y a la amista de Temístocles.  Esquilo las escribirá para que, dado el rumbo final de los hechos, con el exilio de Temístocles a Persia y su consideración de "traidor", quede constancia de los hechos reales en los que participó Temístocles, a veces turbios y sangrientos, pero que en todo caso fueron conducentes a la salvación de Atenas y a su victoria en Salamina.
La vida cotidiana de Esquilo, expuesta en su oficio de escritor, en su vida familiar con sus padres y hermanos eupátridas de Eleusis, su amor hacia Eris y sus amistades y lealtades a los "maratonianos" y a Temístocles, se mezclan con la trama: envuelto en un crimen y acogiendo en su casa a Eris, una hermosa joven a cuyo padre y tío han asesinado, Esquilo pde ayuda a Temístocles, quien sospechando el origen del crimen, decide viajar a Delfos con Esquilo y Eris para resolverlo y, de paso, ante los negativos oráculos de la Pitia sobre el destino de Grecia ante la llegada de Jerjes, amañar y modificar los designios divinos.  El tragediógrafo y el político descubriran el saqueo de los tesoros délficos, así como los sobornos que los persas proporcionaban a los sacerdotes del oráculo.  No obstante, para poder acceder al amaño de los oráculos, Esquilo y Temístocles deberán recibir un oráculo de la Pitia en el que cada uno descubrirá su futuro, lo que marcará sus vidas: ambos tendrán que seguir las huellas marcadas por la predicción oracular.
A partir de ahí Temístocles trabajará para cumplir con la salvación de Grecia y Atenas, a pesar del desdichado final que le espera, mientras que Esquilo le ayudará en todo lo posible y, finalmente, se encargará de limpiar su nombre enviando a través de Píndaro sus memorias a Pericles para que las guarde en los archivos de Atenas junto con todas sus tragedias, al tiempo que limpiará su conciencia reconociendo el asesinato de algunos traidores atenienses, violando sus propios principios y convicciones, recurriendo a "la manera ática" de resolver los problemas.
En estas memorias, pues, se repasarán las Guerras Médicas completa y resumidamente, con gran claridad expositiva y amenidad.  La recreación histórica es muy buena y los datos de erudición que se insertan no parecen forzados ni alteran la narración ni la trama principal.  La narración resulta ágil, amena, humana y accesible, enganchando al lector sin defraudar en el desenlace.
Con esta excusa, Esquilo hará, como ya hemos dicho, un repaso histórico a todo el período de las Guerras Médicas, con críticas a los pareceres y a las decisiones de espartanos y de políticos conservadores como Milcíades, Arístides y Cimón, y expondrá las claves de los éxitos griegos en cada batalla.
Supone la novela una nueva perspectiva de Temístocles, en cierto modo semejante a la que en Salamina nos hacía Javier Negrete, aunque, mientras que Negrete escribe su novela ad maiorem gloriam Themistoclis, Murillo resulta más humano, puesto que utiliza el tamiz de la visión de Esquilo para dibujarnos a Temístocles.
La sinopsis en la web de la editorial Edhasa dice: "En el año 456 a.C., durante los preparativos del funeral de Esquilo, el poeta Píndaro encuentra las memorias escritas por el que fuera su amigo: un asombroso recuento del terrible choque entre el poderoso ejército de Jerjes y los Estados griegos rebeldes, un desesperado y desigual combate por la libertad y la democracia, pero también halla una sorprendente confesión acerca de los misteriosos crímenes del Oráculo de Delfos. El Agua y la Tierra narra, con escrupulosa fidelidad histórica y un magistral sentido del ritmo, la totalidad de la mayor guerra de la Antigüedad a través de la lúcida mirada de Esquilo.  Los que disfrutaron de la batalla de las Termópilas (inmortalizada en la obra de Frank Miller, que después la llevaría al cine Zack Snyder con el título Los 300), encontrarán en esta novela en antes y el después de esta historia". 
En el blog del autor podemos encontrar esta sucinta biografía-curriculum: "Julio Murillo Llerda es escritor, periodista, director creativo, diseñador y experto en comunicación. Colabora habitualmente en revistas y publicaciones impresas y electrónicas; trabaja como articulista freelance, tanto para editoriales –publicaciones mensuales– como para agencias de comunicación y publicidad, multinacionales, radio, productoras de series y programas de televisión. Su primera novela, Las Lágrimas de Karseb. Constantinopla 1453 (MR Novela histórica. 2005) resultó finalista en la V Edición del Premio de Novela Histórica Alfonso X El Sabio. El libro se ha traducido al griego, al portugués y al sistema braille (ONCE). Las Puertas del Paraíso. Los crímenes de la catedral de Florencia (MR Novela histórica. 2006) es su segunda incursión en el terreno de la novela histórica. En la actualidad ha completado El Agua y la Tierra. Memorias de Esquilo, héroe de Maratón y trabaja en un thriller de acción y en un volumen de cuentos y relatos breves.  Como articulista ha colaborado en infinidad de publicaciones: El País, Vibraciones, Ajoblanco, Playboy, Rock Especial, Rock De Luxe, Top News, Salir Salir, Área Visual, Más Allá de la Ciencia, El Cruzado Aragonés, Habita".  En este mismo blog podéis encontrar otra sinopsis de la novela El agua y la Tierra y más información acerca de la misma.

0 comentarios: